loader

Seguro has escuchado que la ganadería causa daños al medio ambiente debido a todos los recursos que utiliza y a las emisiones de gases efecto invernadero. 

Pues esto no es del todo cierto. ¿Por qué? Pues, porque no todas las ganaderías son iguales, ya que existen diferentes sistemas para producir leche que están directamente relacionados con los recursos disponibles, el clima, los contextos e incluso la cultura.

Guatemala se caracteriza por tener un sistema de producción que incluye pastoreo de vacas y siembra de árboles para sombra. Esto genera un balance entre los gases generados por la digestión de las vacas y la captura de carbono que permiten el pasto y los árboles. Además, el modelo de producción de Guatemala no busca la explotación ilimitada de los recursos y los animales, como sucede en Estados Unidos, Unión Europea o China (que son los ejemplos que vemos usualmente en documentales).

En Guatemala los productores cuidamos el equilibrio en el uso del suelo, el pasto, el agua y el ganado. Ninguno de estos recursos es llevado al límite, teniendo como resultado una ganadería diferente, porque confiamos en que una ganadería sostenible es posible.